Cómo escoger al fotógrafo para mi boda

Dada la enorme oferta de fotógrafos de boda que existe a día de hoy en el mercado, tener presente una serie de factores nos ayudará a escoger a aquel que más se ajuste a nuestras necesidades y deseos. A continuación detallamos algunos de los consejos fundamentales para que nuestra búsqueda y elección del fotógrafo de boda ideal sean un éxito.

Encuentro en persona

En primer lugar, os aconsejamos que conozcáis de manera presencial al que será vuestro fotógrafo. Si la empresa a la que acudimos nos niega esta posibilidad, aludiendo que, por ejemplo, el fotógrafo que se encargará de nuestra boda está muy ocupado trabajando, mejor será que la descartemos como opción, ya que ello denota una falta de implicación considerable. Además, conocer a nuestro fotógrafo es esencial dado que la impresión que nos provoque será crucial a la hora de tomar la decisión final: debe haber feeling desde la primera reunión.

Servicios incluidos

Uno de los detalles esenciales que debemos tener claros desde el comienzo es qué servicios están incluidos en el presupuesto que nos presente el fotógrafo. Debemos saber si el fotógrafo estará presente antes de la boda, durante la misma y en qué momento se marchará, así como qué tipo de acciones llevará a cabo durante cada etapa. Dicho de otro modo, es imprescindible que conozcamos la planificación del fotógrafo al milímetro —a ser posible con las horas detalladas—. Una vez clarificados y pactados los servicios, estos deberían ser fijados por escrito en el contrato firmado por ambas partes.

Cantidad y tratamiento de las fotografías

A nadie pasa por alto que este dato es crucial: cuántas fotografías incluye el pack que nos ofrece el fotógrafo. Sin embargo, hay otro detalle, igual o más importante, que tiende a dejarse en segundo plano: qué cantidad de fotografías nos entregará nuestro fotógrafo editadas y cuántas sin editar. Asimismo, deberemos consultar con el profesional las características del álbum que nos entregará, de cara a que no haya sorpresas una vez haya finalizado su trabajo. Todos estos detalles también deberían quedar reflejados en el contrato.

Visualizar el catálogo completo

Es más que aconsejable que no nos conformemos con ver la selección de fotografías que el profesional tiene preparadas de antemano para mostrar a sus clientes. Sin duda, esa muestra incluirá sus mejores trabajos, pero ya que todo buen fotógrafo ha de saber desenvolverse en multitud de circunstancias y contextos, lo ideal sería que le solicitásemos ver al menos un reportaje de boda completo —que incluya fotos interiores y exteriores, en color y en blanco y negro, posados, etc.

Barajar distintas opciones

Nuestra última recomendación es que no os quedéis con el primer fotógrafo con el que tratéis, por buena que sea la impresión que os haya causado, no al menos sin antes contrastar sus servicios con los que ofrecen otros profesionales. Esta experiencia os proporcionará una perspectiva más amplia sobre las posibilidades que tenéis a vuestro alcance —que son muchas y muy variadas—, para poder escoger así al fotógrafo de boda que más se ajuste a las características de vuestra ceremonia.

Marga Martí

“La tríada perfecta”

Marga Martí

Luz, composición y momento Trataremos la diferencia entre una fotografía que te deja sin palabras o una fotografía que no transmite.
¿Es una fórmula por que suma por igual o alguno de esos componentes tiene más peso dentro de la foto?
Hablaremos de la importancia de detectar cuál es nuestro punto fuerte dentro de esta fórmula y qué recursos disponemos a nuestro alcance para potenciarlo.

Tamara Hevia

“Empatizar con los clientes”

Tamara Hevia

“Nosotros y nuestros valores humanos y vitales como parte fundamental de nuestra imagen de marca. Llegar a nuestros clientes y conseguir que nos contraten. Como mantener y transmitir nuestra pasión, nuestra motivación, nuestra ansia constante de aprendizaje y algo aun mas importante no olvidarse de desaprender cada día como base para evolucionar. Como derribar desde el minuto 1 ese muro que nos separa a las personas, aprender a analizar el lenguaje no verbal, interpretarlo y llegar a empatizar con los clientes; poner en alza la parte humana para conseguir q nos compren sin necesidad de vendernos.

Llevar a los clientes a un estado emocional donde la parte económica deje de ser importante.”

 

Pedro Alvarez

“Convivir con las emociones”

Pedro Alvarez

Las emociones son parte de nuestro día a día, saber identificarlas y gestionarlas, se antoja como algo primordial para nuestro trabajo como fotógrafos. Pero como seres emocionales, nuestra vida personal influye en gran medida en nuestra forma de captar el mundo. Sobrellevarlas, y encauzarlas a nuestro favor se convierte en una tarea importante a la hora de empatizar con las parejas que nos contratan, no siendo esta una opción, sino un deber que tenemos como profesionales.